Al comenzar proceso de vender una casa puede ser un proceso difícil, porque uno un o nunca puede dar por hecho cuanto tiempo puede transcurrir hasta que llegue el comprador ideal para habitarla. Sin embargo, no siempre tiene que ser algo tedioso o complejo.

Si ya te has puesto a pensar en poner en venta tu casa y no tienes ideas para apresurar el proceso, los expertos de The Home Deport nos comparten un par de sugerencias que te ayudaran a lograrlo.

Preparar tu casa

Uno de los puntos principales importantes para vender tu propiedad es la apariencia. El estado del inmueble tiene un gran peso en la decisión final del comprador, por algo dicen que de la vista nace el amor. Por ende, deberás comenzar por revisar en donde es necesariamente hacer algunas reparaciones

  • Revisar las paredes: las paredes pueden ser delatores conforme a las condiciones de tu vivienda. Si hay la necesidad de resanar, pintar o hasta aplicar impermeabilizante, ahora es el momento. También, puedes aprovechar para usar paletas de colores que estén en tendencia para darle un toque moderno a la casa.
  • Cuidar los baños: El baño es uno de los lugares donde más se nota el paso del tiempo. Una de las causas es por la humedad, es común que la cerámica del inodoro o del lavabo pierda un poco de su color original. En este aspectos puedes cambiar el lavabo por uno más moderno y cambiar los pisos por tonos claros y lisos para crear un ambiente que irradie frescura.
  • Limpieza: Tienes que asegurarte de pasar la escoba por los rincones más profundos de tu hogar. Una casa limpia dará la impresión de cuidado. Para el día que recibas posibles compradores puedes apoyarte de aromatizantes que le den mayor frescura a tu hogar.
  • Acomodar muebles: Puedes reacomodar tus muebles de una forma que se pueda optimizar el espacio. Puedes jugar con ellos para crear la ilusión de amplitud y también para dar una idea a los futuros habitantes del lugar de como se podría ver su casa si deciden comprarla.
  • Vender una casa funcional: Verificar que todo funcione bien. Gánate la confianza de los compradores y muéstrales una casa donde estén en optimas ventanas, puertas, aire acondicionado y el resto del inmobiliario. Aceita lo que se tenga que aceitar y renueva lo que se tenga que renovar.

Conocer el valor de tu casa

El valor de tu casa lo define el mercado, no las estimaciones que te puedan llegar a decir o que puedas hacer. Puedes solicitar un avalúo que te dirá cuál es el precio justo de tu casa. Aunque la apariencia no es el único factor que considerar, cuidar los detalles seguro sumará puntos al precio final.

Alista los documentos

Prepara los documentos necesarios para vender tu casa, como el registro de propiedad, la nota simple y documentos donde se acredite que estás libre de impuestos y deudas.

Establece un plan de venta

¿Qué estrategia usarás para vender tu casa? ¿Dónde será anunciada? Colgar un anuncio que diga “SE VENDE” afuera de tu casa sólo puede llegar a un número limitado de personas. Hoy en día existen varios medios digitales confiables como Referente Inmobiliario, que te servirán como impulso para llegar a las personas adecuadas y vender tu casa más rápido. Recuerda que la honestidad en el mensaje y las imágenes son clave para ganar la confianza de tus posibles compradores.

Sigue estas recomendaciones y no te asustes si no arreglaste todo en un fin de semana. Recuerda que los arreglos que apliques en tu casa, más allá de ser otro gasto serán una inversión y harán tu proceso de venta mucho más fácil y rápido.